Rodrigo Cortés nació en Ourense en 1973 y es uno de los directores españoles con más proyección internacional de la actualidad, pero lo de las películas le viene muy de lejos: con 16 años ya realizaba sus propios cortos en Super 8.

Después de realizar varios proyectos personales y videoclips, a este fan de Buster Keaton le llegó en 2001 su primer gran éxito con el corto “15 días”. No sólo fue nominado al Goya por el mejor cortometraje, sino que en dos años se llevó más de 50 premios nacionales e internacionales que le dieron acceso a un curso en los Universal Studios de Los Ángeles.

Rodrigo estaba cada vez más cerca de donde quería estar: Hollywood. La mayoría de sus referentes, como Orson Welles, Hitchcock o Lynch, han logrado el éxito en tierras americanas.

De vuelta a España dirigió su primer largometraje, un thriller llamado “Concursante” que le valió una nueva nominación a los Goya y el premio de la crítica del Festival de Cine de Málaga.

Es entonces cuando llega su mayor éxito hasta la fecha. “Buried” protagonizada por Ryan Reynolds, consiguió el reconocimiento de crítica y público, con premios en el Festival de Deauville y en l’Etrange Festival. La claustrofóbica cinta, que narra la historia de un hombre que es enterrado vivo y en que casi la mitad de la historia sucede bajo tierra fue aclamada por su planteamiento y por su original sentido de la realización.

Según declaró Cortés, pretendía hacer de “Buried” una experiencia más física que visual, quería hacer que el público sintiera “la sangre y el sudor”, y que “perdiera cuatro libras de peso antes de salir del cine”.

Gracias a “Buried”, Cortés dirigió posteriormente “Red Lights”, un proyecto más ambicioso  para el que contó con Sigourney Weaver y Robert DeNiro.

Como buen fan de Hollywood, Cortés cree que es imprescindible hacer una importante inversión en promoción para garantizar el éxito de una película.

Después de producir “Grand Piano”, con Elijah Wood, y mientras prepara su próximo proyecto, Cortés ha aprovechado para participar en el proyecto Cinergía de Gas Natural Fenosa con un frenético corto, “1:58” donde una descuidada conductora se verá en serios problemas cuando un grupo de misteriosos asaltantes se topen con ella en una carretera abandonada. Es un corto con aires de Thiller y terror, protagonizado por Manuela Vellés y con la colaboración especial de Gabino Diego y Julia Otero, que ofrece al espectador diferentes claves sobre una conducción eficiente.

Os dejamos con la entrevista a Rodrigo Cortés durante la presentación de “1:58″ en el Festival de Sitges.