Corría el año 92 cuando Robert Rodríguez se embarcó en una de sus películas más emblemáticas. Se trataba de su ópera prima y, seguramente por eso, no tendría más presupuesto que los 7.000 dólares que publican todas las fuentes oficiales. Pero el bajo presupuesto no resultó ser un problema para posicionarse en uno de los mejores lugares de Hollywood.

“El Mariachi” narra la historia de un joven que se gana la vida actuando en diferentes lugares hasta que llega a la frontera de Méjico y USA al mismo tiempo que un temido matón. Se alzó ganadora del Premio del Público en el prestigioso festival de Sundance (1993) y consiguió también el Premio Independent Spirit Award a la mejor ópera prima. Fue tal el éxito de Robert Rodríguez con la película que, apenas dos años después, lanzó la secuela titulada “Desperado” y contaba con la participación de Antonio Banderas, Salma Hayek y Quentin Tarantino entre otros.

Algunas veces esperamos como agua de mayo las grandes producciones americanas de millones de dólares o las grandes películas españolas con un elenco envidiable pero esta película es el claro ejemplo de que siempre se ha podido hacer buen cine con pocos recursos. Robert Rodríguez rodó la película en apenas dos semanas, con muy pocos medios y consiguió un éxito en taquilla y por parte de la crítica.
¿Por qué no recordamos la mítica canción de la secuela interpretada por Antonio Banderas?