En nuestro particular repaso de películas que consideramos eficientes, llegamos a “La princesa Mononoke”, un filme de animación japonés del año 1997.

Su director, el ilustrador nipón Hayao Miyazaki, centra su obra en trabajos dirigidos a niños, la mayor parte de veces con fines didácticos. Sobre todo, utiliza sus obras para concienciar sobre la preservación de nuestro planeta y  abordar la relación hombre – naturaleza.

Precisamente, “La princesa Mononoke” nos transmite un mensaje inequívoco, centrándose en el Japón medieval y la lucha entre los guardianes sobrenaturales del bosque y los humanos que necesitan sus recursos.

Durante el transcurso de la película, los humanos deciden construir una nueva ciudad y empezar de nuevo, gestionando de una manera más eficiente sus recursos y reduciendo el impacto de sus acciones en el medio ambiente.

Os dejamos con el tráiler justo aquí: