La saga cinematográfica de Terminator es conocida por casi todo el mundo e indiscutiblemente va ligada a Arnold Schwarzenegger (aunque éste sólo ha protagonizado las tres primeras películas).

Pero ¿sabías que hace siete años se hizo una adaptación de la historia en formato serie? Concretamente fue una secuela de la saga que se centró en la figura de Sarah Connor, la madre del encargado de salvar a la humanidad de Terminator y sus amigos androides.

La saga nació en 1984 de la mano de James Cameron, quien dirigió y guionizó los dos primeros films: “Terminator” y “Terminator II: El juicio final” (1991). A éstos les siguieron “Terminator III: La rebelión de las máquinas” (2003), “Terminator Salvation” (2009) y “Terminator Génesis” que se estrenó este pasado verano.

A grandes rasgos, el conjunto de películas narran un futuro dominado por las máquinas donde los humanos han de plantarles cara. En esta lucha constante, John Connor es la única persona capaz de salvar a la humanidad. Por ello, los androides envían a Terminator al pasado para que mate a la madre de John, Sarah Connor, de forma que éste no nazca y así no pueda salvaguardar la vida humana.

Nos gustaría resaltar que la primera película está plagada de curiosidades. Una de ellas es que el protagonista sólo pronunció 133 palabras, tal y como comentamos en un post hace unos meses. Otra es que el film fue todo un éxito entre el público y la crítica, y como consecuencia dio un empujón a la carrera cinematográfica de James Cameron y ayudó a consolidar la de Arnold Schwarzenegger. De hecho, este éxito ha llegado hasta nuestros días, ya que en 2008 fue elegida por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos para ser preservada en el Registro Nacional de Cine.

Por otra parte, en 2008, después del estreno de las tres primeras películas de la saga, vio la luz la serie, titulada “Terminator: las crónicas de Sarah Connor”. Ésta fue creada, dirigida y escrita por Josh Friedman y, protagonizada por Lena Headey (Sarah Connor) y Thomas Dekker (John Connor). Constó de 31 capítulos de 45 minutos cada uno que estuvieron divididos en dos temporadas. En ellos, Sarah y John son dos expatriados que, después de haber destruido al robot T-1000, han de luchar con nuevos enemigos tanto del presente como del futuro. Concretamente, han de destruir la tecnología que será utilizada en la próxima guerra nuclear, la cual pone en peligro al mundo. Al frente de la misión está John, quien deberá vencer a las máquinas en la apocalíptica guerra para así salvar a la humanidad. Pero ocurre un problema. Y es que John todavía no se siente preparado para afrontar tal responsabilidad, por lo que James Ellison, un agente del FBI, ha de intervenir en el asunto.

Os dejamos el tráiler de la serie por si os animáis a verla. Tendréis acción asegurada y podréis ver el lado más racional y emocional de Sarah Connor.