A principios del siglo XXI, Televisión Española emitió una serie protagonizada por una alocada y tenebrosa familia que amaba la oscuridad, se divertía con la tortura y jugaba con la muerte, la cual vivía en un vecindario de gente absolutamente normal. ¿Os acordáis de la Familia Addams?

La Familia Addams nació en 1937 de la mano de Charles Addams, quién creó unas viñetas para ser publicadas en el periódico “The New Yorker”, donde los personajes no tenían nombre. Veintisiete años más tarde, se creó la primera serie sobre la familia y se bautizó a cada uno de los miembros. Al padre se le llamó Gómez Addams, a la madre, Morticia, al hijo, Pugsley , a la hija, Wednesday y al tío, Fester (Fétido en España). También estaba la abuela Addams, el mayordomo  Lurch y Cosa, una mano con vida propia. Escrita por Jameson Brewer y dirigida por Sidney Lanfield; contó con 64 capítulos de una media hora, divididos en dos únicas temporadas; y su sintonía se convirtió en el emblema de la familia. ¿Recordáis aquellos famosos chasquidos de dedos?

Tras el éxito de la serie, los Addams aparecieron de manera animada en un capítulo de “Scooby Doo”. Fue tal la repercusión que, en 1973 se decidió crear una secuela de la serie en dibujos animados con las voces de los actores originales.

La siguiente secuela tuvo lugar en 1977. Fue una película para televisión que se tituló “Halloween with the new Addams family”. En ella aparecieron nuevos miembros de la familia y se caracterizó por ser un largometraje en color, ya que la serie había sido filmada en blanco y negro.

El gran salto del que hoy hablamos se produjo en 1991 (en España corría el año 1992) cuando la serie original (1964) se convirtió en una película para cine. Lógicamente, los actores cambiaron y pasó a ser interpretada por nombres más reconocidos como Christina Ricci (Miércoles), Anjelica Huston (Morticia) y Raúl Juliá (Gómez). Cabe destacar que la trama sufrió algunas alteraciones con respecto a la serie, ya que Miércoles era una niña bastante arisca y mayor que su hermano Pugsley, y el tío Fétido se convirtió en un hermano perdido del padre Addams en vez de ser tío de Morticia.

La película tuvo una secuela titulada “La familia Addams: la tradición continúa”, donde Gómez y Morticia tenían un nuevo hijo, Pubert. Además, en medio de las dos películas, vio la luz otra serie de dibujos animados, la cual se inspiraba en la primera película y no en la serie de los años 60.

Después se escribió una enésima película para televisión, “La familia Addams: la reunión”, aunque no tuvo demasiado éxito. A pesar de ello, se tomó la decisión de hacer una nueva serie (1998), que fue la que emitió Televisión Española. Se bautizó con el nombre de “La nueva familia Addams” y contó con 65 episodios, algunos de los cuales eran nuevos y otros, un remake de la serie original.

Como podéis ver, la Familia Addams ha sido una gallina de los huevos de oro que sigue viviendo después de más de 75 años. Como dato, el año pasado se celebraron los 50 años del nacimiento de la primera serie y el próximo año se cumplirán 25 años desde que la Familia Addams se coló en las salas de cine por primera vez.

Pero la cosa no acaba aquí. Para los fans de esta familia tenemos una buena noticia: por las redes sociales corre el rumor de que podría haber un reboot en forma de película con Miércoles (Christina Ricci) de protagonista, quien asumiría el rol de Morticia, la madre de la familia. Mientras esto se confirma, os dejamos el tráiler de la primera película (1991) para que recordéis divertidos momentos de esta tétrica familia.