El superhéroe Batman nació a finales de los años 30 en formato cómic de la mano de Bob Kane. Muchas son las adaptaciones que se han hecho de este personaje (series, películas, cortos de animación, etc.), aunque en este post destacaremos los proyectos cinematográficos más representativos.

La primera película, y una de las más famosas del hombre murciélago, es la que dirigió Tim Burton en 1989, pero ¿habéis oído hablar de la conocida serie de 1966?

En los años 40 Batman dio el salto al mundo audiovisual por primera vez. Concretamente se crearon dos series de 15 capítulos cada una donde se narraba la vida de Bruce Wayne, un millonario con una doble vida, que se transformaba en el superhéroe Batman cuando había un peligro. Para combatir a los villanos contaba con la ayuda de su amigo Robin.

Veinte años más tarde, en 1966, se creó la primera película sobre Batman y, la serie más famosa de este superhéroe. En ella,  Adam West interpretó a Batman y Burt Ward, a Robin, los cuales tuvieron la suerte de estar dirigidos por Bob Kane (el creador de Batman). Se emitió durante dos años en la cadena ABC y constó de 120 capítulos de 30 minutos cada uno. Esta adaptación fue todo un gran éxito y llegó a conseguir 3 nominaciones a los Emmys de 1966, entre las que destaca la de mejor serie comedia.

En los años 80, Warner Bros adquirió los derechos del cómic y creó cuatro películas. Las dos primeras, dirigidas por Tim Burton, convencieron al público y a la crítica –de hecho, la primera película ganó un Oscar a la mejor dirección artística y Jack Nicholson estuvo nominado a mejor actor en los Globos de Oro y en los BAFTA-; pero las siguientes, dirigidas por Joel Schumacher, no cumplieron las expectativas.

En el primer film, titulado “Batman” (1989), Michael Keaton (Batman) protegía la peligrosa ciudad de Gotham y luchaba contra el Joker (Jack Nicholson) y conocía a la intrépida reportera Vicky Vale (Kim Basinger).

Tres años más tarde se estrenó “Batman Returns”. En ella Michael Keaton repitió como Batman, pero aparecieron nuevos enemigos: El Pingüino (Danny DeVito) y Catwoman (Michelle Pfeiffer).

Por último, en 1995 y 1997 Schumacher dirigió “Batman Forever” y “Batman y Robin”, respectivamente, pero el cambio de actores y la mala acogida provocaron que en el siglo XXI se reiniciase la franquicia con Christopher Nolan a la dirección.

En esta nueva etapa, Nolan asumió la batuta y Christian Bale se metió en la piel del hombre murciélago, quien siguió haciendo el bien en la ciudad de Gotham. Ambos crearon tres nuevas películas: “Batman Begins” (2005), “El caballero oscuro” (2008) y “El caballero oscuro: La leyenda renace” (2012). En ellas, se narran los orígenes de la leyenda explicando los motivos que llevaron a Bruce Wayne a ser Batman, y aparecen nuevos villanos a los que hacer frente. Esta trilogía gustó al público y a la crítica, y llegó a conseguir nominaciones y galardones en importantes festivales.

En la transición entre los primeros films y los últimos aparecieron dos series consideradas la mejor adaptación del cómic en este formato. Éstas se basaron tanto en el cómic como en la primera película de Tim Burton, y se titularon “Batman: La serie animada” (1992) y “Las nuevas aventuras de Batman” (1997).

El próximo año, Batman volverá a la gran pantalla junto a Superman en “Batman VS. Superman: El amanecer de la justicia”. Os dejamos el tráiler para que vayáis abriendo boca.