¿Qué hay más eficiente en el cine que usar un escenario de la vida real? Aprovechar los recursos ya existentes siempre ha sido una buena forma de ahorrar costes y ahorrar energía. No hay que construir nada, no se generan deshechos, es un espacio que tiene un uso previo y posterior al rodaje ¡y el realismo está asegurado!

Esto es lo que ha sucedido con la Plaza España de Sevilla. Gracias a su valor histórico y su gran belleza, ha sido elegida como escenario para muchas películas, tanto nacionales como internacionales.

En 1962 el director David Lean decidió convertir la capital andaluza en el desierto jordano donde se ambientaba “Lawrence de Arabia”. Y concretamente la Plaza España de Sevilla se caracterizó para ser la sede del cuartel general inglés en El Cairo.

La misma plaza fue también una zona de Naboo, el planeta originario de Padmé Amidala en “La guerra de las galaxias. Episodio II: el ataque de los clones”(2002), y el palacio de Sacha Baron Cohen en “El dictador”(2012)

Otras producciones que decidieron usar esta plaza como escenario fueron “Belmonte” (1994), “Lifting de corazón” (2005) o “La  chica de las naranjas” (2009).

¿Qué te parece que se usen este tipo de escenarios en el cine? ¿Habías reconocido la famosa plaza en las películas? ¿Conoces algún otro escenario que haya sido utilizado tantas veces como éste? Queremos leer tus comentarios en nuestro FacebookTwitter e Instagram. ¡Recuerda que cada día compartimos nuevo contenido y promociones con premios de cine!