En 2011 el Festival de Cine Fantástico de Sitges volvió a sorprender a los amantes del cine con una temática llamativa y sugerente: la inteligencia artificial. La localidad catalana vio cómo sus calles se inundaban de robots y seres que hubieran desafiado al mismísimo Isaac Asimov.

Para contribuir a este tributo, en Gas Natural Fenosa recreamos una casa futurista donde los amantes del imaginario fantástico se encontraban con una representación muy singular. Por primera vez debutaba en España Les Voyages Extraordinaires, la única compañía teatral del mundo que incorpora robots en sus obras.

La representación transcurría en una cocina futurista y nos adentraba en el utópico día en el que máquinas evolucionadas y humanos deben convivir para preparar algo tan simple como una cena para una recepción.