Tres chicos perdidos en medio del bosque, todos los familiares buscándolos durante meses y un año más tarde aparecen las cintas que ellos mismos grabaron, reflejando su propio final. Esos son los principales ingredientes de una de las películas más rentables de la historia del cine.

“El proyecto de la Bruja de Blair” es una de las películas más eficientes a nivel económico de la historia y consiguió marcar un antes y un después en la industria del cine. Algo que comenzó como un proyecto de unos jóvenes estudiantes, consiguió viralizarse por todos los medios de comunicación de todo el mundo y convertirse en un auténtico fenómeno de masas.

Al tratarse de actores desconocidos y, al ser una producción de muy bajo presupuesto, consiguió que los medios de comunicación ofreciesen la información del hallazgo de las cintas como algo verídico, 100% real. La noticia abrió la cabecera de muchos telediarios informando de la aparición de unas cintas en medio del bosque que reflejaban el asesinato de unos jóvenes desaparecidos. El resto vino dado por el boca a oreja de todos los espectadores y el morbo por ver las determinadas cintas.

El argumento es muy sencillo ya que narra la historia de tres jóvenes que se adentran en un bosque de Maryland para descubrir un poco más sobre la leyenda de una Bruja que antiguamente sacrificaba a los niños de los pueblos de alrededor. Los chicos acampan en medio de la montaña y, cámara en mano al más puro estilo de REC, consiguen que imaginemos toda la historia en primera persona. Tan simple y efectivo como toda la película, tan simple y efectivo como la campaña de marketing que llevaron a cabo y con la que consiguieron recaudar más de 250 millones de dólares habiendo invertido solo 60.000 dólares en producirla.

Una película de culto para muchos y un despropósito para algunos otros. Una cinta que, para bien o para mal, no deja a nadie indiferente y, prueba de ello son la multitud de premios que consiguió (la mayoría premios en festivales de terror, excepto el festival de Cannes).

¿Queréis poneros un poco más nerviosos con el tráiler?