Desde En el cine, como en casa hemos tenido el privilegio de entrevistar a Jordi Ojeda, comisario de la exposición sobre “La guerra de los mundos” patrocinada por Gas Natural Fenosa y organizada conjuntamente con el 46 Sitges-Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña. ¡Esperamos que os guste!

Este sábado H.G.Wells cumpliría 147 años

El 21 de septiembre de 1866 nacía uno de los escritores más importantes de la literatura universal. En Sitges recordaremos al escritor y a una de sus obras más destacadas en la exposición que estamos trabajando sobre “La guerra de los mundos”. En realidad se celebran varios aniversarios a la vez relacionados con la novela: 115 años de la publicación del libro (1898), 75 años de la emisión radiofónica de la versión dirigida por Orson Welles (1938) y 60 años de la primera película dirigida por Byron Haskin (1953), que además se podrá ver en el festival.

¿Existiría la película del 53 sin el éxito del programa de radio del 38?

En realidad Welles vendió los derechos a Paramount en 1925. Cecil B. DeMille quiso producir la película pensando en Alfred Hitchcock como director, que no cuajó. Después de varios intentos fallidos, la proliferación de películas de género a principios de los años cincuenta (se pudieron ver robots alienígenas invadiendo la Tierra en unas cuantas películas) facilitó la producción de la película que decidió repetir la misma idea que el programa de radio: actualizar y adaptar la historia original situandola en Estados Unidos en la misma época en que se estrenaría.

La exposición gira alrededor de la emisión del programa de radio

Lo que se sucedió en la noche del 30 de octubre de 1938 ya es parte de la leyenda. El fantástico irrumpió en los hogares de los estadounidenses que corrieron atemorizados creyendo que eran realmente invadidos por los marcianos. Nos pareció que la celebración del aniversario de la emisión histórica de la radio ligaba con el discurso del festival de este año, es un buen ejemplo de lo que supone el paradigma del mal, de la invasión y de la incertidumbre con la que estamos viviendo hoy en día.

¿Qué se podrá ver en la exposición?

Con una estética entre los años treinta (del programa de radio) y los cincuenta (del estreno de la película), queremos hacer un homenaje al género fantástico en general y a la radio en particular. En cierta manera en aquel momento la radio era el centro de ocio en el hogar (hasta 1939 no se emitiría una programación regular en las emisiones de televisión en Estados Unidos), y haremos un especial énfasis en los efectos de sala, los sonidos que ayudan a dar tensión y dramatismo a la historia y que en el género fantástico tiene una importancia capital para provocar la emoción en el radiooyente.

¿Qué quieres decir que es también un homenaje al género fantástico?

La novela de Wells utiliza el género fantástico para criticar la sociedad victoriana de finales del siglo XIX. “La guerra de los mundos” fue interpretada como una crítica a las acciones coloniales británicas y las diferencias sociales existentes en la población. Puso en evidencia fundamentos intocables como la religión, la ciencia, la riqueza o el orgullo patriótico de pertenecer a una gran potencia como la británica. El valor de la obra consiguió que su adaptación al programa de radio permitiera también ver como el género fantástico nos daba una lección sobre la influencia de los medios de comunicación en la sociedad (tanto en la propagación de la noticia como en la manipulación de la misma), y además nos permitió analizar sociológicamente como nos comportamos ante el pánico. En cierta manera preparó a la sociedad norteamericana ante la inminente segunda guerra mundial.

Twitter  consigue propagar las noticias rápidamente a nivel global, y puede cundir el pánico o hacer bajar la bolsa. ¿Podemos considerar que es una moderna versión de la emisión del programa de radio de Orson Welles?

En cierta manera sí, de ahí la actualidad de la exposición que os comentaba. Me parece un debate muy interesante y una reflexión que tendrán que hacer los aficionados al fantástico que nos visiten. La ventaja de twitter o de internet en general es la autoregulación, el mismo sistema de comunicación permite corregir una falsa noticia. El problema es que estamos acortando tanto el tiempo en dar la noticia que perdemos en ocasiones el valor de la información y la posibilidad de contrastar la fuente.

Existen diversas adaptaciones de obras de H.G.Welles al cine. ¿Qué películas destacarías?

Wells llegó a asistir al estreno de “La isla de las almas perdidas” en 1932, dirigida por Erle C. Kenton, basada en la novela “La isla del Doctor Moreau” (1896), y donde destacaban actores de la talla de Charles Laughton, Richard Arlen o Bela Lugosi. Destacaría la película “El hombre invisible” (1933, del libro del mismo título de 1897) dirigida por James Whale, una versión muy fiel a la novela y con una soberbia interpretación de Claude Rains. También resulta interesante la película “La máquina del tiempo” (1960, del libro del mismo título de 1895)) dirigida por George Pal, que curiosamente fue el impulsor y productor de “La guerra de los mundos”  de 1953, en una década donde consiguió encadenar cinco óscars seguidos en cinco películas que produjo, los cinco en los efectos especiales, el único y merecido óscar que ganó la versión que veremos en Sitges, un clásico qué también impulsó en su momento el cine fantástico al convertirse en un éxito de taquilla.

 

Jordi Ojeda es profesor asociado de la Universitat de Barcelona y director de la empresa Rational Time. Se ha especializado en la divulgación de la ciencia empleando las obras universales del cine, del cómic y de la literatura realizando exposiciones, conferencias, libros y artículos dirigidos a un público generalista. Podéis seguir su actividad de divulgación en el blog

http://comiccienciatecnologia.blogspot.com.es/