Gabino Diego nació en Madrid en 1966. Ya desde muy joven se interesó por el arte y la actuación y no tenía problemas en cantar en el metro o presentarse a cástings y audiciones.

Así le llegó a este actor atípico a su primera oportunidad, cuando Jaime Chávarri le ofrece un papel principal en la película “Las bicicletas no son para el verano”. Su interpretación recibió algunas críticas negativas, pero no podían ser menos acertadas. Con el paso del tiempo, Gabino Diego ha llegado a conseguir cinco candidaturas a los Goya como actor, principal o de reparto, consiguiendo hacerse con la preciada estatuilla en una ocasión con “Ay Carmela” de Carlos Saura.

Antes, encarnó al hijo de José Sacristán en “Viaje a ninguna parte” de Fernando Fernán Gómez y participó en una de las películas más aclamadas de la historia del cine español, “Amanece que no es poco” de José Luis Cuerda.

Posteriormente protagonizó “Tierno verano de lujurias y azoteas”, otra vez de Jaime Chávarri, donde mantenía un idilio con Marisa Paredes, y “Belle Epoque” de Fernando Trueba, que obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera. Más tarde intervino  en “Los peores años de nuestra vida” y en la comedia “El amor perjudica seriamente la salud” donde hacía de joven Juanjo Puigcorbé, enamorado hasta las trancas de la bella Penélope Cruz.

A partir de 2005, dejó de aparecer con frecuencia en la gran pantalla para centrarse en el teatro, que es lo que verdaderamente le apasiona, donde ha conseguido grandes éxitos con producciones como “El apagón”, “Los 39 escalones” o “Una noche con Gabino”. Aparte, Diego es conocido por ser un gran coleccionista de fotografías. Incluso ha sido invitado a dar charlas sobre el tema en algunas universidades, cosa que le hace bastante gracia ya que fue expulsado de hasta cinco colegios.

Recientemente, Gabino Diego ha vuelto al cine participando en el corto de Cinergía “1:58” de Rodrigo Cortés, con la particularidad de que él no aparece literalmente en la película, sino que sólo oímos su voz en una tertulia radiofónica junto a Julia Otero. Puedes verlo aquí.