Isabel Coixet es una directora de cine catalana que ha combinando el mundo del cine con el sector de la publicidad.  Tras estudiar Historia Contemporánea en la Universidad de Barcelona, trabajó como periodista en la revista “Fotogramas”, pero su devoción por la imagen le hizo profundizar en la industria cinematográfica y la publicitaria. En 1984 rodó su primer cortometraje, en el que narraba la historia de una niña que se comunicaba con su vecino mediante el hueco de un muro. Cuatro años después, dirigió su primera película, “Demasiado viejo para morir joven” en la que narraba la precaria situación laboral de dos amigos.

Fue a mediados del ‘96 cuando rodó su segundo film y empezó a despuntar como cineasta, “Cosas que nunca te dije”, que estuvo nominado a los Premios Goya en la categoría de mejor guión original. Dos años más tarde, dirigió “A los que aman” (1998), un largometraje ambientado en el siglo XVIII que relataba un dramático romance.

Coixet también ha dirigido varios documentales tratando en casi todos ellos temas muy comprometidos y de carácter social. El primero fue “Viaje al corazón de la tortura” (2003), al que siguieron “¡Hay motivo!” (2004), “Invisibles” (2007) con el que ganó un Goya a la mejor película documental, “Aral, el mar perdido” (2010), “Telegramas visuales” (2011), “Escuchando al juez Garzón” (2011) con el que volvió a ganar un Goya a la mejor película documental, “Marea blanca” (2012) y “Venice 70: Future Reloaded” (2013).

Si tratamos de identificar las películas de Isabel, se focalizan en un estilo cinematográfico muy personal y todas sus películas comparten una misma esencia con una estética y fotografía muy cuidada. Dos de sus films más laureados son “Mi vida sin mí” (2003) con dos Premios Goya al mejor guión adaptado y a la mejor canción y, “La vida secreta de las palabras” (2005) se alzó con cuatro Goyas al mejor director, mejor guión original, mejor película y mejor dirección de producción.

Isabel no sólo ha desarrollado su carrera en el cine español, sino que también ha rodado películas en Estados Unidos y en Reino Unido. En Estados Unidos dirigió “Elegy” (2008), protagonizada por Penélope Cruz y basada en una novela de Philip Roth, y “Aprendiendo a conducir” (2014). Mientras que en Inglaterra creó “Mi otro yo” (2013), un thriller psicológico con tintes dramáticos. Además, en el año 2009 dirigió a un grupo de actores japoneses en la película “Mapa de los sonidos de Tokio”.

Los últimos meses del  2015 fueron muy fructíferos para ella, ya que estaba inmersa en el montaje de la película “Spain in a day”, un proyecto de Radio Televisión Española que tiene como objetivo mostrar cómo fue la vida de los españoles durante el día 24 de octubre. Además, estrenó  “Nadie quiere la noche”, una historia de amor y supervivencia protagonizada por Juliette Binoche que se ha convertido en una de las películas más galardonadas de los Premios Goya 2016. Y además tenemos el placer de contar con su participación en la segunda edición de Cinergía, donde ha sido la encargada de dirigir el último corto de esta temporada: “Un corazón roto no es como un jarrón roto o un florero”, en el que narra el fracaso sentimental de una experta cardióloga Silvia Abril), la cual estará ayudada por el gestor de energía (Julián López) del hospital donde trabaja.

Si quieres ser el primero en disfrutarlo permanece atento a las redes sociales; Facebook, Twitter, Instagram ¡en pocos días lo estrenamos!