Si hace unos días hablábamos de algunas curiosidades de “Avatar”… hoy volveremos a tratar sobre un film del mismo director, James Cameron.

Titanic, Avatar… y esta vez nos centramos en la aclamada “Terminator”

Parece ser que el principal actor de la película, Arnold Schwarzenegger, pronunció sólo 133 palabras en toda la película. Resulta increíble que, con tan pocas palabras se haya conseguido crear un mito cinematográfico alrededor de un personaje tan tímido como duro, un tipo que transmitía más con sus gestos, sus golpes o sus miradas de rojo intenso…

¿Quién no recuerda expresiones carismáticas como “Volveré” o “Sayonara baby”? probablemente sean las palabras y las frases más efectivas del cine de los noventa.