En Estados Unidos son comunes los huracanes en determinadas épocas del año (aquí sólo los vemos en las películas).

En el año 2005, hubo un huracán más famoso que el resto, el Huracán Katrina resultó devastador y causó importantes daños en varios estados americanos. Se formó en Bahamas, cruzó Florida y otros estados pero donde causó cuantiosos daños y el mayor número de defunciones fue en Nueva Orleans.

¿Y qué tiene que ver este dato con “Déjà Vu” y “El curioso caso de Benjamin Button”? Las películas de las que hablamos fueron las dos primeras películas en ser filmadas en Nueva Orleans tras el paso del huracán.

“El curioso caso de Benjamin Button” cuenta con distintas localizaciones, pero varias escenas fueron rodadas en la ciudad natal del personaje (Brad Pitt) que era Nueva Orleans y se estaba recuperando poco a poco la normalidad. Por otro lado, “Déjà Vu” estaba planificado rodarla en otoño pero debido al huracán se vieron obligados a aplazarlo hasta principios de 2006.

Estos rodajes significaron un punto de inflexión para Nueva Orleans, un poco de optimismo y prosperidad para una zona completamente devastada; una muestra de que el cine puede contribuir a la recuperación económica y social de un país.