¿Alguien podría imaginarse a Marty McFly viajando por el tiempo en algo que no sea un coche DeLorean? Pues esta no fue la primera opción de los guionistas y el director de la película. La intención, antes de decantarse por el automóvil, fue meter al chico y a Doc Brown dentro de una nevera. Por fortuna, Steven Spielberg, productor del film, pidió que cambiaran de idea por temor a que los niños norteamericanos intentaran emular a McFly y se quedaran atrapados dentro de los frigoríficos entre los tetrabrik de leche y los tomates. Al final, eligieron un coche del que sólo se habían realizado unos 9.000 ejemplares.

Poco podrían pensar que esta decisión marcaría una generación de espectadores. Al futuro no se viaja en cualquier coche, se viaja en un DeLorean.

MARTY MCFLY

Me estás diciendo que has construido una máquina del tiempo… ¡¿con un Delorean?!

DOC BROWN

Yo pienso que si vas a construir una máquina del tiempo en un coche, ¡¿por qué no hacerlo con clase?!

De hecho, este no fue el único cambio que hubo de guión. Einstein, perro de Doc, tenía que ser un chimpancé.

¿Eres fan de la trilogía de Regreso al Futuro? ¿Te conoces frases del diálogo? ¿Qué máquina usarías para viajar al futuro? Danos tu opinión en nuestras redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram). Aprovecha, además, para participar en promociones y sorteos con regalos de cine.